Critica del concierto de Russian Red en Jardins del Palau Reial de Pedralbes (Barcelona) el 6 de Julio de 2014La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

Russian Red
Jardins Palau Reial Pedralbes
06/07/2014

Texto: David Farré
Cartel promocional

Hay sensaciones que no se olvidan nunca y está es una de ellas. Eran las 21.58 minutos de un domingo de verano, paseaba por los majestuosos y románticos Jardines del Palacio de Pedralbes, sonó un timbre, el espectáculo estaba a punto de empezar. Poco después sonó su voz, las nubes dejaban entrever la luz de la luna, empezaba el espectáculo, cerré los ojos y disfruté como pocas otras veces del concierto. A veces se hace difícil explicar con palabras lo vivido y sentido.

Ella, como siempre, en medio del escenario, acariciando con sus manos la plateada guitarra que suele llevar y sus palabras, acariciando los corazones de todos los presentes. “Look” años sesenta para redondear una puesta en escena sencilla, donde lo más importante es la música, las letras de unas canciones que llegan a sus fans, letras que esconden y vienen a contar vivencias que cualquiera de nosotros puede o ha vivido. Canciones que serpentean por las distintas caras del amor, presentadas en un entorno idílico por la voz más portentosa que el panorama del indie nacional ha visto aparecer en los últimos años, un panorama nacional que a marchas forzadas se le va quedando pequeño a Lourdes Hernández. Russian Red ha dejado de ser un bonito nombre, un bonito single, para convertirse en una de las más firmes realidades. En poco más de 6 años, presenta su tercer álbum, “Agent Cooper” el cual, hasta el momento, ha viajado con gran éxito alrededor del mundo.

Repaso a las canciones bandera de sus primeros discos “I hate you but I love you”, ”Cigarettes” (el bis más esperado y con el que cerró el concierto), “Everyday, Everynight”, y los temas de su nuevo trabajo “John Michael”, “Casper”, “Stevie J”,… e interpreta de forma espectacular “I'm a Bitch, I'm a Lover” de Alanis Morissette. Muchas de las canciones son presentadas en registros distintos a los habituales, algunas con un toque más guitarrero, otras más electrónico,… como recuerdo haber leído en una de sus entrevistas, decía “lo bueno de la música es que se puede reversionear, sobre todo en directo, que está en constante cambio y que cada noche puede ser lo que tú quieras".

En pocos conciertos sucede lo que uno puede encontrarse en un concierto de Russian Red. La melodía, el sonido de la guitarra, la voz de Lourdes, la excelente compañía del tridente que le acompaña, hacen que el público no entone ninguna de las letras, no por no conocidas, sino que intuyo, por un respeto solemne hacía el artista. Fueron tan solo 75 minutos, pero 75 minutos inolvidables, 75 minutos en que quedas totalmente enamorado de esas letras, de esa voz, de esa música, irrepetible.

You always talk so smooth / and in your voice, so true / I hear the dream / I never had before.